Mitos y Verdades en las Patentes de la Industria Farmacéutica.

La industria farmacéutica se caracteriza por ser una de las más intensas en el desarrollo de innovaciones. La investigación en este sector, por sus implicaciones en la salud humana, es de una duración particularmente larga y sus costos son muy elevados. Se suma a estas exigencias el riesgo de que el esfuerzo de la investigación no se vea coronado por el éxito comercial. Por eso, en este ámbito el sistema de patentes guarda una importancia fundamental.

Por las razones señaladas de “duración”, “costo” y “riesgo” de la investigación farmacéutica, el laboratorio o institución que realiza semejante esfuerzo naturalmente tiene interés en obtener el derecho de explotación exclusiva de sus desarrollos por un lapso transitorio de tiempo que le confiere la patente. No obstante, ciertos sectores movidos por intereses económicos procuran desprestigiar al sistema de patentes en el área farmacéutica a través de una serie de postulados que carecen de serio sustento.

Para leer el artículo completo haga click aquí

Buenas Prácticas en Investigación Clínica.

Por Resolución del Ministerio de Salud Nº 1490/07, se aprobó la “Guía de las Buenas Prácticas de Investigación en Seres Humanos”. Por Disposición ANMAT 1310/2009,  se incorpora la Res. Ministerial 1490/07, como régimen vigente porque teóricamente tiene categoría jurídica superior a la Disposición ANMAT 5330/1997 y sus modificatorias que rigen en esta materia. Los objetivos de la  investigación clínica se definen en en los términos siguientes: “Que a través de la investigación clínica, un producto o tratamiento que constituye una novedad, se somete a la realización de pruebas científicamente validadas a fin de demostrar la eficacia y seguridad del producto propuesto, mediante el aporte de la evidencia surgida de la realización de pruebas o ensayos clínicos”.  En el país se efectúan pruebas de investigación clínica.

Para leer el artículo completo haga click aquí


La Calidad de los Medicamentos.

Un tema de crucial trascendencia para la salud y bienestar de los pacientes es el de la calidad de los medicamentos. No nos referimos únicamente a los aspectos que influyen en la eficacia y seguridad de los fármacos o a las buenas prácticas que se aplican para su manufactura, sino también a la calidad y confiabilidad de la información sobre los mismos.

El tema adquiere mayor trascendencia porque se impulsa la prescripción por genéricos o biogenéricos sin reparar en las diferencias de calidad.

En el trabajo de Heintz Redwood: Generics and You, que se publica por gentileza del autor y de HealthandAge.com, se explica el problema de la seguridad especialmente en países con insuficiente vigilancia sanitaria, así como el impulso a los biogenéricos que requieren un régimen de registro sanitario específico que, a título de ejemplo, no existe en la Argentina.

Para leer el artículo completo haga click aquí

Experiencias Clínicas Relevantes en el “Hospital Francisco J. Muñiz”.

El trabajo: Estrategias para prolongar y mejorar la calidad de vida de niños viviendo con HIV/SIDA, infectados por transmisión materna”, coordinado por el Dr. Roberto Raúl Hirsh -que explica la labor que su equipo desarrolla en el ámbito del hospital de enfermedades infecciosas “Francisco J. Muñiz”, donde se asisten en seguimiento permanente un total 260 menores de 18 años de edad- recibió el primer premio en el Concurso CAESPO 2008. Entre los resultados de la estrategia aplicada por los profesionales se destacan cero de mortalidad en los niños en seguimiento en la Sala 29, resultado de una mejora en la adherencia a los tratamientos prescriptos. Además en 67 menores de 12 a 18 años no se registraron embarazos no deseados, adicciones o infracciones penales, ni en los afectados ni en sus hermanos sanos.


Para leer el artículo completo haga click aquí